¡Preciosos vintajes! Ha debido ser un viaje a París precioso y memorable, vaya que sí.

Gracias por el reportaje, incluido Elche.