No tenéis ningún respeto por los gatitos. Vais a ir al infierno.