Ya lo tengo en casa. Es una pasada. Pensaba que estaría peor. Aun no me he hecho mucho a él, quizá es demasiado deportivo...