Es que a la playa se puede ir de tantas y tantas maneras y a hacer tantas cosas... A pasear una tarde de otoño solo o en agradable compañía, a hacer surf, a "snorkelear" un rato entre rocas, a cavar pozos para que se entretengan los pequeños, a jugar a palas, a darle crema en la espalda a la "socia"...

Así las cosas y que sirva para todo sin tener que andarse preocupando excesivamente del reloj, yo (y hablando sólo de mecánicos) optaría por un Diver ruso amphibia, un Orient Mako, un Seiko 007 o un Monster.
Eso sí, aunque a mí me gustan más los armis que las correas de caucho incluso en divers, en la playa (y salvo para la opción exclusiva del paseo vespertino) creo que es mucho mejor correa de caucho.