Consulta la hora como un auténtico druida gracias a este peluco clásico de verdad, basado en el monumento megalítico de Stonehenge.
Para ver la hora hay que alinear el conjunto de piedras ayudado por la brújula y la posición solar. También predice los solsticios de verano e invierno.