En mi opinión los IWC, ya no son lo que eran. Como tampoco lo son los Moser (hablaré de calibres).

Y lo digo porque considero que una gran marca ha de fabricar -TODOS- sus calibres. Ya no es el caso de IWC, que sigue creando calibres propios para series limitadas o relojes muy específicos, y compra movimientos de alta calidad para el resto de sus relojes.

Quedan pocas manufacturas de las llamadas "Ejemplares", de las clásicas (sin contar las las germanas Lange y Glashütte y otras nuevas contadísimas como Roger Dubuis, Dewitt. etc..) pocas han mantenido la tradición de desarrollar (todos) sus calibre; se me ocurren: PATEK PHLIPPE, JAEGER LECOULTRE, ROLEX y ZENITH... Incluso la Piaget, creo recordar, monta calibres modificados de otros fabricantes.

Si he de premiar a una marca, prefiero hacerlo a la que más interés muestra en su trabajo y -siempre- con preferencia a la que desarrolla en su integridad el producto que sale a la calle (en especial, al que ha desarrollado los movimientos).

Relación pecio/calidad, siempre Rolex.

La más económica, en especial para relojes usados, dada la multitud (y hetereogenidad) de mecanismos desarrollados, sin duda Zenith.

Saludos.