Pues eso chicos, seguro que a todos nos ha pasado alguna vez, que te has comprado un reloj y al poco le has cogido manía hasta el punto de apenas ponértelo o directamente venderlo.

yo recuedo uno, un seiko premier que vendí hace poco, el reloj era una preciosidad, pero motivos sentimentales me hicieron repudiarlo