Un reloj que se valorice es algo raro. A menos que te hagas famoso y pues ...tu sabes

Somewhere in time!