Mi th carrera paso totalmente dessapercibido en una boda frente a un daytona más falso que judas y un reloj de emporio armani del tamaño de una paellera