Y otra más, en relojes ya veteranos, el automático suele tener el segundero central y el manual descentrado. Ojo, suele, es un indicio que hay que confirmar.