La verdad es que me gustan los dos. Por un lado, el plexi le da un aire de otra época que me encanta, y por otro, el zafiro imprime una sensación de solidez y durabilidad que no tiene el plexi.