Ya hay uno, sí. Una vez le soltaron uno de los piropos que mejor le han sentado en esta vida. Le dijeron: " vaya, pues pareces normal"