Con la venia del respetable, a mi si me lo regalan lo vendo ipso facto para comprarme 10 más bonitos y también pedazos de relojes. No me gusta nada, sin dudar en absoluto de su teórica calidad. Ya sabemos que para gustos los colores, y menos mal sino menudo mundo tendríamos!

Saludos