Volviendo al tamaño del segundero a las seis, que es la única diferencia entre el 99.0 y el 99.1, propongo la siguiente prueba: obsérvese el segundero del Jaeger-leCoultre Master Grande Ultra Thin. Si ese tamaño de segundero es elegante en un reloj de vestir, con razón de más lo será en uno sport como es el Dornblüth 99.1. Aunque a la postre, todo es cuestión de gustos, sobre los cuales decían los clásicos que nunca hay que discutir.

Un saludo a todos.