Qué pasada. para que luego digan que no hay relojes buenos y baratos