Pues eso mismo. Un clásico. Y si era de tu padre pues valor infinito.