El Navitimer es mi Breitling preferido. En resumen, una maravilla.