ok, pero primero, desprendete del gatito