El CRI es muy malo para la economía familiar