Joder, pues buena noticia también para los "vecinos". En Logroño han "trincao" la única relojería como tal que existía. Cárdenas. Con ella ha desaparecido el servicio post-venta Rolex, Omega, etc y lo peor, el único relojero bueno que yo conocía por aquí: Javier.
Logroño-Pamplona, 80 kms por autovía. UN paseíco. Y ya saben los pamplonicas que, salvo de fútbol, estamos de acuerdo en casi todo. Será un placer acercarse a hacerle una visita y aprovechar para "echar" unos vinos. Espero que pronto nos dé sus "coordenadas".