Donde hay Antón (patrón), no manda marinero.

Entiendo la razón de la nueva norma -que evidentemente acepto- pero no la comparto. Me parece que decir que el reloj es de un amigo, no necesariamente es una forma de escabullir la responsabilidad en la venta, es información añadida, del mismo modo que el año de fabricación/compra del reloj, que ha tenido varios propietarios, que se adquirió en ebay, en concesionario oficial, etc. Personalmente, prefiero comprar a un forero que haya sido su único propietario y me pueda informar de las vicisitudes que ha pasado el reloj (golpes, revisiones, reparaciones, etc.)

Lo digo como comprador, porque como vendedor, no me he estrenado en el foro.

Un saludo