No siempre las buenas marcas tienen buenos servicios postventa. En este caso es de escándalo.