Bonito video, precioso reloj y qué huev... tiene el tío. ¡8 minutos!