Precioso, como la mayoría de relojes que sacan.