Pues desde hace una semana que llego a casa, no me lo puedo despegar... incluso por casa, lo nunca visto.