Vaya pasada, es una verdadera pena que alguna gente no sea capaz de ver más allá de su propia nariz. Un trato muy poco recomendable y profesional