Pues yo voy en contra de casi todo el mundo. A mi me encanta. De hecho, gracias a este reloj me enganche en el mundo de los relojes mecánicos. Fue verlo en vivo con esfera negra y decir: "lo quiero". Me puse a investigar y descubrí que había vida más allá de los cuarzo y que este en concreto era un automático. Desde ese momento estoy enamorado de él... algún día entrará en mi colección.

Disfrútalo mucho si lo compras.

Saludos,

Álvaro