A todo esto, de nada, D. Manuel

Un abrazo