Pues muchas gracias a todos, de verdad.

Al final lo llevaré al SAT de Longines y que sea lo que Dios quiera. Ya os contaré qué tal me ha ido.

Saludos.