Lo mismo digo,.... que fantásticos relojes, ojala existiera una tienda vintage así en Santiago, muchas gracias por el reportaje, fue muy entretenido

Saludos