Deja de mirar tanto el B-42 y vacía el buzón macho