Sin discusión el Sumo es todo un relojazo.