Leí el post hace dos días y en ese momento no fui capaz de comprenderlo completamente. Estoy seguro que ahora tampoco pero voy a dar mi humilde opinión.

Creo que en términos generales, hay una afirmación correcta y otra que cuanto menos me gustaría poner en duda.

Creo que el hecho de que el módulo cronométrico pase la certificación COSC y luego se ensamble responde a una necesidad de montaje de tiradas de relojes que podríamos considerar de media a gran tirada. Me parece normalísimo. Así mismo el reconoce que no es cuantificable el nivel de desajuste. Debería poder cuantificarlo antes de poder emitir una opinión o emitir una queja como realiza ( desde un punto de vista empírico).

En lo que sí estoy de acuerdo con él, es que hay atenciones que merece el crono y en general relojes "únicos", que sólo pueden ofrecer manos expertas, conocedoras . Aunque sean menos fiables que una máquina, le confieren al reloj una atención y un mimo que son una hito diferencial, dan un toque diferencial al reloj.

Creo que la queja que quiere reflejar el articulista, es que cada vez hay una mayor industrialización de la relojería y que como en todo, empiezan a primar otros factores que antes no eran tan preponderantes haciendo que el factor humano pase a ser algo más secundario. Como bien deja a entrever el Pliego de Condiciones puede sobre el desarrollo. No obstante también hay que ver que esta nueva forma de hacer relojes acerca también estos a gente que antes no podía permitírselos.