Decidido, mañana encargo un Daytona, ¡fuera miserias!.