Tuve en mi muñeca uno blanco durante algunos días, creo que el negro pasa más despercibido. Si pudiera escogería el blanco, era precioso.