yo creo que tengo la desgracia de ser muy caprichoso con los relojes.Yo he vendido relojes que no me he puesto ni 10 dias.Cuando tengo 3 o 4 que ya no me pongo me los vendo para comprarme otro