Vaya, yo tengo uno igualito, igualito...

Este Epicuro está hecho un artista!