Como todo, supongo que estará sujeto al gusto personal de cada uno. Adoro las correas de piel y tengo que confesar que llevo bastantes veranos nadando con correas de cocodrilo, tiburon o pez raya y no he visto tanto deterioro como algunos dais a entender, ninguna se ha acartonado ni estropeado como para dejar de disfrutar del agua sin renunciar a mi gusto por vestir correas de piel. Si me dedicara a la inmersión, la de verdad, seguro que usaria correas de caucho, pero para darse un bañito en las playas isleñas sin pretensiones de batir records mundiales de apnea, las de cocodrilo, tiburón, pez raya e incluso las de piel a secas, pero tratadas para poder estar en contacto con el agua, no solo sirven sino que, como es mi caso, te permiten poder seguir usando correas de piel durante todo el verano si este es tu gusto.