Meditar, meditar, no es que medite mucho...
Con los relojes yo practico el "aquí te pillo aquí te mato"...
Yo creo que forma parte de la personalidad de cada individuo y de la propia capacidad de autocontrol (en el caso de los relojes no me puedo autocontrolar, en el resto de cosas afortunadamente sí).
Y es que hay cosas que no tienen aguante...
Imaginaos... cada cuatro a cinco meses viajo a Frankfurt y no hay vez que no aproveche para visitar la fábrica de Sinn... y una vez allí, en el showroom, a ver quien es el tio que se resiste... es dificilísimo

Aquí un menda con Herr Schmidt, el presidente-propietario-gerente-diseñador de Sinn, en el showroom...