Creo que ya me puedo morir. Ahora sí que lo he visto todo. Un mecanismo magnético con carriles que repelen una bola y la mantienen en su propio campo gravitatorio para que pueda indicar la hora por posición.

Tiempo atrás hubieran quemado al autor por brujería.