Los edifice son preciosos, que lo disfrutes. El reloj es una pasada