Desde luego, Luis Fernando es una persona increíblemente buena. Cuando tantos pensamos lo mismo, es por algo.