Se nota que os lo habeis pasado como enanos, en la calidad de las fotos y, evidentemente, en la cara de Pedro.

Imagino que la tuya, Santi, no sería menos alegre.

Muchas gracias. Seguid haciendo trabajos así. Y disfrutandolo, por supuesto...