Página 3 de 3 PrimerPrimer 123
Resultados 21 al 22 de 22

Hilo: Automaticos caros - Foro General

  1. #21
    Avatar de Mr. Jones
    Mr. Jones está en línea Moderador
    Fecha de ingreso
    31-mar-2008
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    14,926

    Predeterminado

    Cita Iniciado por ILKABRO Ver mensaje
    Hola a todos, he leido mucho sobre los movimientos de los relojes de todas las marcas y ya se que los automaticos son como llevar algo vivo en la muñeca (reloj) pero me pregunto:
    Porque las marcas de mayor prestigio y los modelos mas caros son siempre automaticos, ¿porque los clientes los prefieren asi? ¿por tradicion?
    Ya que como sabemos ademas de los cuarzos hay otras tecnologias, que incluso imitan la marcha de los automaticos como los Seiko Spring Drive.
    Espero me aclareis esta curiosidad.
    Sólo puntualizar que el Spring Drive no "imita" el movimiento de un cuarzo ni nada por el estilo, ni mucho menos puede considerarse un calibre de cuarzo: es un calibre mecánico automático con todos sus elementos: muelle real, masa oscilante etc... pero con una regulación del escape, en vez de por el clásico volante y áncora, con un módulo de cuarzo, que al eliminar la oscilación del volante permite un movimiento continuo del segundero.

  2. #22
    Avatar de Santimon
    Santimon está desconectado Forer@
    Fecha de ingreso
    13-mar-2009
    Ubicación
    A orillas del Mediterráneo
    Mensajes
    140

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Sr.K Ver mensaje
    Un Novato del foro merece todo mi respeto, al igual que un Senior y además no descarto que tu cultura sobrepase la mia en varios enteros...

    Ya comentaba antes que la definición de arte es tan elástica que cabe casi todo pero dos reflexiones:

    - ¿Alguien que no es aficionado a lo relojes de pulsera los catalogaría de arte? Eso ya nos da una pista sobre si somos objetivos o no...
    - Si un reloj mecánico normalito es arte, no veo porque no ha de serlo cualquier otra obra de ingeniería novedosa y entonces acabamos con que casi todo es arte, desde los puentes a los coches, pasando por los ascensores y los medidores de radiación.

    De hecho en tu texto empiezas hablando de arte y acabas hablando de artesanía, que para mi son cosas diferentes. Yo estaría de acuerdo en que un reloj hecho básicamente a mano, es artesanía, sin duda...

    Y también estoy totalmente de acuerdo en que ciertos relojes singulares (como el que comentas inicialmente de Harún Al-Raschid) deben ser considerados como obras de arte. Igual que también hay cubiertos o candelabros o platos (Por ejemplo algunos pintados por Picasso) tan, tan especiales que son obras de arte, pero no todos los platos lo son, claro.

    Así que ni mucho menos pienso que los relojes que llevamos normalmente en las muñecas sean arte. Salvo excepciones singulares apenas son objetos de artesanía (que es una condición quizá necesaria pero no suficiente para que algo sea arte).

    Por supuesto, los relojes de cuarzo normalmente no son ni eso, ni artesanía...

    Por otro lado permíteme que te felicite por un texto tan bello.
    Muchas gracias por tus amables palabras. Y gracias también por darme pie -al hilo de tus reflexiones- para expresar lo que opino sobre lo que muchos denominan como “arte relojero”. Naturalmente (y en eso estoy de acuerdo contigo) parto de la base de que este concepto, como todo lo que se refiere al Arte en general, forma parte de la “categoría de lo subjetivo”.

    Sinceramente, creo que algunos de los relojes que (como piezas artísticas) son subastados en Sotheby’s o en otras entidades similares, son adquiridos por particulares que no lo hacen porque tengan una especial afición a la relojería sino por el simple hecho de que son objetos bellos (artísticos); y otros -tal vez la mayoría- por su “valor” como simple inversión económica.

    Efectivamente, de la misma forma que no se puede considerar obra de arte la reproducción en imprenta de un grabado original de Doré, un reloj mecánico normalito, producto de una fabricación en serie, con una mínima intervención de la mano del hombre (y nunca de la de un artesano), tampoco entrará en la categoría de obra artística. Pero muchas de las humildes piezas que la industria coloca por centenares de miles en el mercado, responden a un origen en el que sí se podría considerar como obra artística al prototipo diseñado y realizado por el artesano que dio origen al modelo en cuestión. Por otra parte, las obras de ingeniería, cuando son fruto del genio creador indiscutible, y aportan una solución novedosa a un problema tecnológico, son consideradas obras de arte con toda propiedad y merecimiento (por ejemplo: El Museo Guggenheim Bilbao, obra del arquitecto americano Frank O. Gehry; o los puentes del escultor e ingeniero español Santiago Calatrava, que actualmente presenta una exhibición titulada "Escultura en Arquitectura" en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York).

    Los términos “arte” y “artesanía” no sólo no son excluyentes, sino que ni siquiera son contradictorios. Son complementarios. No existen el uno sin el otro. No hay obra de arte sin una labor artesana previa. Toda obra de arte es fruto del genio creador de un artesano (Diccionario Enciclopédico Ilustrado de la Lengua Española. Editorial Ramón Sopena S. A. (1965). Artesanía: Trabajo o labor del artesano, especialmente si tiene calidad artística. Todo cuanto se hace por habilidad del hombre. Artesano, na: Persona que ejerce un arte u oficio mecánico.).

    Sería interesante conocer la opinión de esta chica respecto al asunto:

    http://www.arterelojero.com/

    Y, al margen del mercado de baratillo que predomina en esta afición nuestra, debemos reconocer que -sin necesidad de recurrir a Sotheby’s o cualquier otra firma importante de subastas de arte- algunas de las piezas que se compran y venden en esta página son verdaderas obras de arte. Incluso llego a considerar que lo son las manipulaciones y ensamblajes que algún forero ha realizado personalmente, y ha publicado.

    De todas formas, estoy de acuerdo acerca de la subjetividad de la “apreciación” personal respecto del objeto artístico. Pero esto presenta un dilema: ¿Acaso no es de la misma “categoría” el placer y satisfacción que produce a un modesto aficionado, sin medios económicos, la posesión y contemplación de una humilde pieza bien resuelta tecnológicamente, que la que siente el potentado ante la posesión del más caro de los relojes exclusivos? Porque yo, “muy democráticamente”, pienso que ambos sentimientos son equivalentes, tanto en intensidad como en calidad.

    ¿Estaré equivocado?

    Cordialmente,

    Santimon

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123