Acabo de comprarle un Longines admiral de los 70 a Pedro Izquierdo. Estoy encantado con él. Me tiene fascinado. El tic-tac es magnífico. La estética "retro" es lo más de lo más.
un saludo