Habida cuenta de que me quedaban 3 diitas de vacaciones del año pasado sin disfrutar, y aprovechando que en Madrid era festivo el 2 de mayo también, me he cogido una semanita de descanso .

Además de las habituales tareas de chofer, llevar a los niños al cole y la santa al curro, he aprovechado para, entre otras cosas, realizar la visita que tenía pendiente a "La tiendecita del reloj". De momento la impresión es buena. Enrique, todo amabilidad. Le he dejado un Edox que el primer suegro de mi padre le regaló (a mi padre, claro) haya por la decada de los 60 (probablemente 1960 o 1962).

Ya os contaré que tal me lo deja. Lástima que no le haya sacado fotos al reloj para hacer la típica comparativa de "antes y depués" pero os puedo anticipar que al reloj le hacía falta una limpieza general y repaso del tritio, además de cambiar el armis que lleva (malo hasta decir basta) por una correa Hirtch (no se muy bien si se escribe así) de cuero de bufalo negra y pulir el cristal.

En fin, ya os contaré mis impresiones.

Salu2