Resultados 1 al 1 de 1
Like Tree3Likes
  • 3 Post By ollero

Hilo: Tipografía: ¿Cuestión menor o atención al detalle? - Esenciales

  1. #1
    Avatar de ollero
    ollero está desconectado Club de los 2000
    Fecha de ingreso
    17-oct-2005
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,255

    Predeterminado Tipografía: ¿Cuestión menor o atención al detalle?

    Voy a proponeros una adivinanza. ¿Seríais capaces de descifrar la marca de los siguientes relojes, tan sólo viendo un pequeño elemento? Vamos a probar...























    Muy bien Seguro que la gran mayoría habeis acertado: Ball, Panerai, Sinn, Hublot y Omega Dynamic

    Esto demuestra que la tipografía puede incluso llegar a identificar a una marca inequívocamente.

    El uso de la tipografía como elemento de diseño a la hora de componer una esfera es un tema que suele pasar desapercibido a los ojos del gran público, pero que puede suponer, para según qué aficionado, una muestra de atención al detalle, o por el contrario, un detalle que le retracte de la compra.

    Dentro de una esfera, la tipografía adquiere protagonismo a través, principalmente, de los numerales horarios, aunque también trataremos su uso en los discos fechadores, y en los nombres de las casas relojeras estampados sobre la esfera.

    Haremos hincapié en modelos de marcas "generalistas", ya que en las piezas de muy alta relojería limitadas a pocos ejemplares de precios desorbitados, ya tnene menos mérito la atención a estos detalles al no tener que estar limitados por los costes de producción, es decir, un diseño de esfera único y cuidado es lo mínimo que puede pedirse en piezas de cientos de miles de euros.


    Vamos a empezar por los numerales, viendo varios ejemplos del buen y mal uso de la tipografía. Como ya hemos visto, son varias las marcas que usan el tipo de letra de sus numerales arábigos para cohesionar a todos los modelos de la marca.

    Así, podemos ver el ejemplo de Panerai:





    Lo interesante es que no sólo mantienen esa letra en los numerales, sino que toda la grafía de sus esferas responde a una tipografía que asociamos exclusivamente a esa marca. Podríamos hablar en este caso de coherencia tipográfica. Pero esa coherencia no se da en todas las marcas.

    En el caso de este Blancpain FF, el recurso de la cursiva para dar un aire más dinámico es acertado. Pero no concuerda con los números del bisel, ni con los de la fecha, y hace demasiado contraste con el estilo clásico del nombre de la marca. Todo ello provoca una sensación acusada de desequilibrio.




    En el extremo opuesto, el IWC F.A. Jones muestra sus numerales con una deliciosa letra, en un tañamo especialmente grande para darle más relevancia. Y naturalmente repite la letra en el pequeño segundero. Y para rematar, continúa con el estilo clásico en la firma del afamado F.A. Jones.





    Otro ejemplo de coherencia es el crono Jules Audemars de Audemars Piguet.
    Una tipografía original y con carácter contagia a todo el reloj, alejándose de la estética obvia de un crono clásico, y llevándolo hasta los dígitos del taquímetro, que normalmente pasa por nuestra vista sin pena ni gloria.





    Carácter es lo que le sobra al Porsche Design Worldtimer. En este caso, los numerales adoptan la tipografía de la marca, con un acertadísimo resultado, destilando modernidad y dinamismo.





    Hay que hacer notar que últimamente se ha puesto de moda un tipo de letra, variaciones más o menos afortunadas de la "Stencil", que se caracteriza por las letras partidas por su zona central. Podemos encontrarlas en modelos de Breitling, Hublot, los modelos deportivos de JLC, o algún Seiko. De hecho, el el caso de Breitling, ha sido uno de los cambios más importantes que han sufrido modelos como el Seawolf respecto a su antecesor.

















    Hay casos en los que la letra está condicionada absolutamente, como en el caso de los Ball, en los que los tubos de tritio dejan poco lugar a la imaginación:





    Algunas marcas demuestran la importancia que le dan a este aspecto, hasta el punto de crear nuevas tipografías para distintas gamas de producto. Así, IWC nos deslumbró con la letra creada ex-profeso para la nueva gama DaVinci. En este caso, el gran mérito consistió en extenderla a todas las indicaciones numéricas de la pieza, discos fechadores incluidos, con lo que la armonía del conjunto es absoluta:





    Y entrando en materia de las fechas, es un asunto en el que podemos llegar a ver verdaderas aberraciones estéticas.

    Si nos centramos por un momento en la casa Glashoutte Original, nos podemos deleitar con su PanoMaticDate. En este caso la tipografia de la fecha grande casa a la perfección con el estilo del reloj:




    Pero lo que un aficionado debe tener en cuenta, es que no todo es trasladable a todas las gamas, y esa fecha no tiene cabida en otros estilos de la marca. No tiene sentido alguno mezclar unos numerales "Sans serif" o de "palo seco" de un reloj de piloto con una letra "serif" (con terminaciones) en la fecha. Sin entrar en el detalle de cargarse el 4 con la ventana. Y lo mismo ocurre en el segundo ejemplo.








    Menos mal que IWC nos vuelve a reconciliar con su Ingenieur, y su preciosa fecha, acorde con el 12 y el 6:





    Otro elemento curioso para analizar es el sempiterno disco fechador estándar asociado al movimiento ETA 7750. Lo habremos visto en infinidad de ocasiones, y suele pasar desapercibido por tener un estilo sobrio y sencillo. Pero su mejor aplicación es en los relojes deportivos, donde se camufla perfectamente con el resto de la esfera. Uno de los mejores ejemplos es el crono de aviador de IWC, aunque no se queda atrás el estilo "negrita" usado por damasko en su DC56:











    Seguidamente mostraré varios ejemplos de fechas, para que cada cual juzgue el trabajo cada marca por cuidar ese detalle.

















    Para acabar, vamos a ver el uso del nombre de una marca y su evolución, a través del ejemplo de IWC.

    Durante muchos años, IWC marcaba sus esferan con el nombre completo de la compañía: International Watch Co. Además, ese nombre hacía uso de un tipo de letra clásico, asemejándose a una escritura natural, que la hacía muy atractiva en relojes de corte clásico, como el Portugués de la imagen:





    Pero llegaron los modelos deportivos, los GST, y la tipografía clásica ya no concordaba con el estilo tecnológicamente avanzado que se quería dar al reloj, produciendo desatinos como el de la imagen:







    Por suerte, al poco tiempo, se sustituyó el nombre completo por sus siglas, y por un estilo mucho más universal, que no desentonara ni en sus modelos deportivos ni en los más clásicos:











    Y como última curiosidad de la marca IWC, podemos observar sus nuevos Aquatimer. Si nos fijamos bien, veremos que han cambiado la tipografía de los números del bisel, y del nombre aquatimer, usando una letra muy atractiva y moderna. Pero sin embargo, tan sólo el modelo Deep Two ha usado esa letra en el disco fechador, mientras que el resto de modelos de la gama se ha conformado con los discos estándar de EtaSA. La verdad es que no entiendo muy bien la decisión, pero no deja de ser curiosa.





    Podríamos seguir dando decenas de ejemplos del buen o mal uso de la tipografía en el mundo de la relojería, pero espero que estas pinceladas nos acerquen a un aspecto estético que se merece más atención por parte de las marcas, ya que puede aportar un plus para los aficionados más exigentes.

    Espero que haya sido de vuestro agrado.

    Saludos
    Última edición por tantdetemps; 14-sep-2010 a las 21:34

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos hilos
  • No puedes responder hilos
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •