Resultados 1 al 1 de 1
Like Tree1Likes
  • 1 Post By Nicolau

Hilo: Bucherer - Esenciales

  1. #1
    Avatar de Nicolau
    Nicolau está desconectado Crono-Historiador
    Fecha de ingreso
    02-oct-2007
    Ubicación
    Baleares
    Mensajes
    6,469

    Predeterminado Bucherer

    Creo que es conveniente el activar la curiosidad e investigación que, en mi modesta opinión, ha de caracterizar a los vintageros.

    No me limitaré a enseñar un buscado ejemplar de marca consagrada, tampoco un extravagante y módico setentero. Siquiera un honorable intermedio.

    Presentaré hoy dos relojes marcado por el más importante grupo de joyerías-relojerías suizo. Se trata de la Bucherer.


    Lo cierto es que a medida que progresaba en su redacción, he tenido que cambiar varias veces de criterio, de manera radical. Reconociendo de esta manera mi ignorancia sobre el tema que me he atrevido a abordar y lo fácil que es transmitir información errónea. Basándome en información que poseía por escrito y otra conseguida en la red.





    La Bucherer, jamás, hasta la actualidad, fabricó calibres, inicialmente personalizó relojes con su nombre y, a lo máximo, fabricó cajas de metales preciosos y encargó a terceros su montaje.

    En este primer estadio, fue semejante –aprovecho otra vez para repetirlo- a la Cuervo y Sobrinos de la Habana y a otras muchas joyerías.

    La Cuervo, curiosamente marcó alguno de los modelos Bucherer con su propio nombre, resultando de esta manera “repersonalizados”.

    El fenómeno, que ya es rizar el rizo, también se dio con la principal competidora de la Bucherer, otra cadena suiza denominada Gübelin.








    EJEMPLARES DE LA COLECCIÓN DE JMAZPIAZU, SIN DUDA LA MÁS COMPLETA DE LA RED



    Con el transcurso del tiempo, y tras adentrarme en la historia de la Bucherer, he tenido que cambiar mi inicial criterio.

    Dado el gran volumen de producción y su enorme expansión con tiendas, inicialmente en Europa y Estados Unidos de América, hoy ampliada a Asia y Oriente Medio, durante la segunda generación, en la que se adquirieron algunas pequeñas manufacturas, lo más probable es que encargara a terceros las cajas (de metales no preciosos) y resto de componentes del reloj y los montara.

    Pasando a un tercer estadio en la actualidad, con estudio del diseño del reloj y desarrollo tecnológico de las modificaciones del calibre.

    De esta manera, yendo por caminos distintos (hasta divergentes), hemos de llegar a la conclusión de que las patentes de la mayoría de las marcas históricas y la mayor Joyería/Relojería del mundo se encuentran en el mismo lugar, aunque cueste reconocerlo.

    La Gübelin, de forzada mención, al ser su principal competidora, tiene también su origen en otra famosa Joyería de Lucerna. Fundada en 1854 por Jakob Josef Mauritz Breitschmid, tomando su nombre del que fue primero aprendiz y luego yerno del Sr. Breitschmid, Eduard Jakob Gübelin, como casado con Bertha Breitschmid. En la actualidad, la Gübelin va por la quinta generación (Thomas Gübelin), mientras la Bucherer está en la tercera (Jörg G. Bucherer).

    Las principales tiendas de la Gübelin, se hallan en Lucerna, Zurich, Basilea, Berna, Lugano, St. Moritz y Ginebra.

    He tenido que corregir otro error, ya que la Gübelin, sigue personalizando relojes y diseñándolos.

    No obstante, la Bucherer ha conseguido desbancar a la Gübelin en cuanto a volumen de negocio y desarrollo tecnológico. Resultando de esta manera las dos más conocidas joyerías/relojerías del mundo que siguen lanzando colecciones exclusivas con su nombre. Y por cierto, a precios muy considerables.



















    La Bucherer, tiene la particulariedad de ser una de las excepcionales joyerías que consiguió personalizar la marca Rolex para sus tiendas durante bastantes lustros, estampándose conjuntamente los nombres del fabricante y del vendedor.

    Su relación con la Rolex ha ido mucho más allá, resultando uno de sus más fieles clientes, consiguió la exclusiva de las cucharitas de plata (y plateadas) denominadas Bucherer, aparejadas con la marca Rolex, con cuyo nombre –erróneamente- también se les identifica.

    Su filiación con la marca Rolex, ha llegado al extremo de publicitar algunos vendedores a la Bucherer como a una marca o modelo de Rolex. Parece ser que el comienzo de la “correspondencia” tiene su origen en el hecho de que el fundador de la Joyería fue empleado durante su juventud de la Rolex, como relojero o aprendiz.







    CATÁLOGO ROLEX DE LA BUCHERER AÑOS 60











    CUCHARITA BUCHERER (DE LA TIENDA DE LUCERNA)







    CUCHARITA RECONVERTIDA EN ANILLO










    LAS FAMOSAS CUCHARITAS NO EXCLUSIVAS DE LA TIENDA MATRIZ DE LUCERNA


    Pero la Bucherer no solo ofrece relojes marca Rolex, asimismo ofrece en sus tiendas, entre otras, las marcas: Chopard, Piaget, IWC, Audemars Piguet, Girard-Perregaux, TAG Heuer, Tudor, Baume & Mercier, Longines, Rado, Tissot, Gucci, B-Swiss, Swatch, Victorinox y Swarovski.

    Amén de mantener la marca Bucherer, hoy con la línea que lleva el nombre del fundador Carl F. Bucherer, tratándose de relojes de lujo, supuestamente de manufactura propia.

    No obstante, como dije, como en la mayoría de los relojes ofertados hoy en día, se trata de calibres genéricos con modificaciones, esencialmente con base ETA y la misma base con módulo Dubois Depraz en los cronos.

    También vende bolígrafos y encendedores de lujo, joyas, cristal, porcelana, piel, etc… como cualquier joyería de alto standing que se precie. Y, desde siempre, relojería gruesa y despertadores de ocho días:











    ALGUNAS PÁGINAS DE UN CATÁLOGO DE FINALES DE LOS AÑOS SETENTA











    COMPLEMENTADO CON OTRO CATÁLOGO DE FINALES DE LOS AÑOS SESENTA


    Vamos con la historia de la marca Bucherer.


    Con inicio en la que sigue siendo la tienda matriz de Lucerna (segunda de la cadena), tiene 14 puntos de venta en Suiza, en locales ubicados en las principales vías comerciales de Suiza y Europa.

    Las principales tiendas son las de Lucerna, Basilea, Berna, Davos, Ginebra, Lausana, Locarno, Lugano, Interlaken, St. Gallen, St. Moritz, Zermatt y Zurich.

    La Bucherer, mantiene una importante implantación en Alemania, en donde residieron los dos hijos del fundador durante una serie de años, comprando más adelante la tienda del conocido relojero Andreas Huber en Munich (Nuremberg Wallner).





    TIENDA DE LA BUCHERER EN BERLIN


    Hablé en su día de la HUBER,cuando adquirí el primer reloj de esta marca.

    Es recogida como marca de prestigio en el Koneman. Los dos modelos más conocidos, en realidad submarcas, son el Urania y el Secura (no confundir con Sicura). Aunque consta como manufactura, no se le conocen calibres propios.

    La muy sucinta historia, puede resumirse en lo que sigue: Andreas Huber, tras inaugurar su almacén de relojes en 1856, en 1885 inicia en Munich la fabricación y distribución de sus relojes de pulsera, a partir de 1912 con la inscripción "Fábrica de Relojes de la Corte Real de Baviera", etc... Montó IWC (en este caso personalizó), Urofa, AS, ETA, Venus, etc...

    Entre 1913 y 1920 abrió tiendas en Berlín, Dusseldorf y Núremberg. Su nieto Andreas Huber II, que tomó la dirección de la empresa en 1920, se desinteresó de la empresa y se desprendió de ella.

    Los Bucherer compraron inicialmente la tienda de Munich, ubicada en la Avda. Wangner y en 2002 la patente.

    Finalmente en 2009, registraron el nombre Andreas Huber – Bucherer, con la intención de comercializar relojes con tal denominación.










    URANIA






    SECURA






    LOS HUBER, PERSONALIZARON, TAMBIÉN, PRIMERAS MARCAS












    TIENDA DE LUCERNA









    TIENDA DE GINEBRA









    TIENDA DE ZURICH



    La marca tiene su origen en Lucerna. En la joyería fundada en 1888 por el matrimonio formado por D. Carl Friedrich. Bucherer y su esposa Dª. Louise, mujer activa que trabajó en la tienda cara al público, en especial en sus inicios.

    Mientras tanto su marido, que contaba con 23 años en 1888, estaba en los talleres de orfebrería/joyería y hacia las veces de relojero/reparador.

    Según manifestaciones del fundador, su formación como relojero fue primero en una manufactura de Le Locle y luego pasó a la casa Rolex.

    Como joyero, habría aprendido el oficio en la prestigiosa joyería londinense de James Baker.

    Tal vez excesivo currículo para un joven de tan corta edad. Lo cierto es que su nieto, actual director del grupo Bucherer, si aprendió el arte de la orfebrería en James Baker de Londres. D. Carlos, hablaba, además de francés y alemán, italiano e inglés, lo que tal vez atestigüe una posible estancia en Inglaterra, no necesariamente antes de abrir la primera Joyería de Lucerne.

    Pronto la tienda, fue incluida dentro del itinerario turístico-económico del país helvético.

    Para visitantes que acudían para poner a salvo sus activos financieros en efectivo metálico y/o encubrirlos y aprovechaban para invertir en joyas (y relojes de metales preciosos).





    MARCA PRIMITIVA DE LA TIENDA










    CARL FRIEDRICH BUCHERER (1865-1933)







    LA SRA. BUCHERER, JUNTO A LA PRIMERA TIENDA EN LUCERNA



    En 1913, se incorpora al negocio familiar la segunda generación. En concreto los hijos del fundador: Carl Edwards y Ernst.

    El primero estudió orfebrería en Londres y el segundo relojería en Saint-Emir.

    En 1915, ambos hermanos se trasladan a Berlín, Carl-Edwards abre su propio negocio en la Gran Avenida Unterden Linden, una de las más prestigiosas de la ciduad.

    Ernst trabaja como relojero, siendo nombrado relojero personal del Emperador Guillermo II.





    LOS HERMANOS BUCHERER



    En 1919, debido a las convulsiones políticas que sacuden Berlín, ambos hermanos regresan a Lucerna y se reincorporan al negocio familiar.

    Convencen a su padre para lanzar la primera colección de relojes para dama.

    Comienza la personalización de los relojes con el nombre "C. Bucherer ". Se trata de una colección de relojes joya, Art-Decó.

    Una de sus características son los relojes tipo Pendant con diversas formas geométricas y libres, evitando las cajas redondas sin ángulos (a excepción de un ejemplar “globo”), especialidad que la joyería ha venido manteniendo hasta hoy.

    En sus comienzos los relojes son marcados en sus esferas sin logo alguno, con el nombre de C. Bucherer y Bucherer indistintamente, que luego pasará a Bucherer (sin la C.) añadiéndosele el logo del pelicano. Con la toma de dirección de la tercera generación, la inscripción pasará a “Carl F. Bucherer”, cambiándose nuevamente el distintivo.

    La poca documentación gráfica encontrada, atestigua la existencia de otros ejemplares, más económicos sin marcar en la esfera, proveídos de cajas elaboradas para la tienda, con destino, asimismo, al mercado femenino.

    Los calibres fueron encargados a pequeños talleres de la zona, reiterándose el nombre de Tevo y posiblemente, también Credos, que más adelante compraron los Bucherer.

    Durante esta época no se marcan ejemplares para caballero.

    En los años 20, tiene lugar el encargo de un reloj de panel para automóviles de carga de ocho días.








    RELOJ PENDANT MARCADO












    RELOJ PENDANT SIN MARCAR
















    RELOJES JOYAS DE PULSERA






    RELOJ PARA AUTOMÓVIL



    En 1930 se adquiere la segunda tienda de la empresa familiar. Se trató del Hotel Righi de Lucerna, que fue reformado.

    En la actualidad, la tienda matriz sigue en el mismo edificio.







    LA SEGUNDA TIENDA EN LUCERNA



    En 1933 fallece Carl F. Bucherer, el volumen de sus negocios era de 450 millones de francos y ya se habían adquirido la mayoría de las tiendas de Suiza y de Munich.

    Sus dos hijos, toman la dirección formal de la empresa, cuyas riendas llevaban de facto y la convierten en sociedad anónima.

    Al cabo de poco tiempo aparece el logotipo más popular de la marca.

    Transformaron el primer abeto arrancado de raíz en un árbol con copa indeterminada (que irá variando), introduciéndolo dentro de un escudo, timbrado con la figura de un Pelicano que alimenta a sus hijos con su hígado.

    Se trata del tradicional símbolo del amor paternal. Sin duda en alusión al carácter familiar de la empresa y desprendimiento del fundador hacia su prole.

    En sus comienzos la figura es muy esquemática, detallándose de manera progresiva y añadiéndose un yelmo con corona al escudo, que inicialmente solo puede adivinarse.

    Lanzan la primera colección oficial para caballeros. No con destino prioritario al sector de lujo con cajas de materiales nombres y piedras preciosas.

    Se contempla también el tipo funcional y deportivo destinado al sector medio.

    Se cuidan especialmente los calibres, siendo habitual encontrar ajustes en cajas económicas.

    Más adelante, tendrá lugar la producción masiva de relojes con destino a la exportación, esencialmente a los puntos de venta de Estados Unidos de América.

    Se intensifican la relación con la Rolex, continuando con la adquisición de calibres que son montados en los talleres de la empresa para el mercado femenino.

    Para el mercado masculino, se comprarán los relojes montados y se personalizan.

    También se consigue la exclusiva de algunas de las renombradas marcas a las que antes me he referido.








    DISTINTIVO TÍPICO DE LA BUCHERER. CON INICIO SOBRE LOS AÑOS 40. SUBSISTIÓ HASTA EL 2000 CON POCAS VARIANTES.







    RELOJ DE BOLSILLO DE CABALLERO







    RELOJES JOYA ROLEX PARA DAMAS






    EJEMPLAR ROLEX PERSONALIZADO DE CABALLERO



    Llegada la Segunda Guerra Mundial, con la providencial Neutralidad (armada) Suiza, propiciada por ambos bandos, el país se convierte en un puente para transacciones financieras, viéndose abarrotadas las arcas de sus bancos con reservas de oro y monedas fuertes (amén de lugar de peregrinaje para importantes familias judías).

    El sector de lujo, y en concreto la relojería, no sufre recesión, no son gravadas ni la producción ni la exportación, tampoco sufre la destrucción de sus manufacturas, y en fin. Se produce lo contrario de lo que acontece a los países beligerantes, un crecimiento.

    Inmediatamente después de finalizar la guerra comienza el lanzamiento de los más conocidos modelos con complicaciones de la Bucherer (1948).

    En la posguerra las tropas estadounidenses popularizan la marca en USA, sufriendo un gran impulso cuando en 1964 el Presidente Richard Nixon es obsequiado con un cronógrafo Bucherer.

    En los cronógrafos, inicialmente, siguiendo la tendencia de la época, llevan cajas grandes con datario de dos ventanas con números de considerable tamaño a las seis.

    Avanzando el tiempo –sin ser ello norma irrefutable- los contadores pasan a las doce.

    Son frecuentes las fases lunares.






































    FOTOGRAFÍA DEL SR. NIXON EN LA TIENDA DE LUCERNA


    En 1967 se intensifica la comercialización de relojes cronómetro, lanzándose la cantidad de 15.000 unidades anuales, siendo superados solo por la Rolex y Omega. Cifra que se mantiene al año siguiente, manteniéndose durante varias anualidades el rating, hasta que la Bucherer es superada por la Mido y pasa al cuarto escalafón .

    Los modelos fueron varios, predomina el calibre ETA 2824 y menos el ETA 2728.

    Se adquiere la antigua fábrica de Montres Credos, S.A. ubicada en Nidau (Bienne de Berna), cambiándosele el nombre por Bucherer Montres, S.A. en donde se instalan los talleres de montaje.

    Se mantiene el objeto social de la empresa primitiva: “Fabricación, importación, exportación y venta de relojes, componentes del reloj, joyas, oro y plata y todos los demás productos relacionados……”, que es ampliado a otros sectores.









    BUCHERER CHRONOMETRE


















    ALGUNOS EJEMPLARES COSC.


    PREDOMINA EL TIPO MONOBLOQUE



    Con la introducción de los cuarzo, la Bucherer es de las primeras marcas en proveerse del calibre BETA-21.

    Presentado el movimiento en la Feria de Basilea en 1970, Bucherer ya montó el calibre en Marzo de 1970 consiguiendo movimientos dentro de la primera tirada lanzada de 6000 unidades.

    La marca formó parte de los iniciales 21 miembros que se suscribieron a la CEH (Centre Electronique Horloger), fundado en 1962.

    En realidad el calibre fue desarrollado de manera conjunta por la CEH y SSIH suizas, con tecnología americana, suiza y japonesa.

    Lo japoneses se adelantaron un año con el Quatz Astron fabricado en 1969.








    Asimismo, poco antes, la Bucherer hizo uso del calibre electrónico con transistor controlado ESA 9154, del que es buen ejemplo el magnífico ejemplar de Tantdetemps con un movimiento inmaculado.

    Lo que acredita que estaba plenamente al día en cuanto a las innovaciones en el campo de la relojería.









    RARO EJEMPLAR DE BUCHERER ELECTRONIC DE TANTDETEMPS


    1971.- Es lanzado el modelo Arquímedes. Posiblemente el reloj deportivo más buscado de la Bucherer. Lleva caja Supercompressor, es sumergible hasta 20 atmósferas, con bisel interior giratorio accionable a través de corona y con bisel exterior de las horas del mundo manual. Amén de datario.




    1976, tiene lugar el tercer relevo en la dirección de la empresa en la persona de Jörg G. Bucherer (octava fortuna “relojera” de suiza).

    Nacido el 7 de Junio ​​de 1936 en Lucerna, se formó en las escuelas de comercio de Lucerna, Lausana y Trogen, en el laborario de Le Locle y, como su abuelo, en la Joyería James Walter de Londres.

    Es hijo y nieto único, no teniendo descendencia, por lo que con él acaba la saga directa de los Bucherer.

    Se ha producido una impotante apertura hacia el mercado asiático y Oriente Medio Pekín, Macao, Beijing, Hong Kong, Taiwán, etc….

    Es el autor del tercer logotipo diferenciado de la empresa y de la colección que lleva el nombre de su abuelo “CARL F. BUCHERER”, cambiándose de esta manera, asimismo, el marcaje de las esferas.






    JÖRG G. BUCHERER


    En 1994, es lanzado el Arquímedes Perpetual, primer calibre desarrollado íntegramente en el departamento tecnológico de la Bucherer.

    El calibre base es ETA 2892. Podemos ver como se inicia el marcaje con el nombre del fundador “CARL F………” Aunque de manera oficial ello comenzaría con la colección Patravi en 2001.









    ARQUÍMEDES PERPETUALCALENDAR


    En 1980 la producción anual de relojes alcanzó la cifra de 100.000 unidades, la mayor parte de relojes de pulsera.


    En 2001/2002, tiene lugar el lanzamiento oficial de la marca Carl F. Bucherer. Los relojes son montados en los talleres de Legnau (cerca de Bienna y de Nidau). En 2004 el número de ejemplares del modelo superó las 8.000, compaginando a la par los movimientos de cuarzo con los mecánicos.

    En la actualidad Bucherer cuenta con unos 1.200 empleados, 14 tiendas en Suiza, nueve en Alemania y dos en Austria. Además de las mencionadas tiendas en Asia y Europa, continuando en el mercado USA y expandiéndose hacia Oriente Medio con diversos puntos de venta y franquicias.

    El taller de ensamblaje se halla en en Legnau (2001), cerca de Bienna y posee un laboratorio en Sainte Croix en el cantón de Vaud (Jura Suizo).

    El laboratorio fue adquirido en 2007 a su ex/socio: THA SA (Techniques Horlogères Apliques, S.A) para “desarrollo, investigación técnica y la producción de movimientos”.

    Hago un inciso, para recordar que además de la comercialización de las marcas Carl F. Bucherer y Andreas Huber – Bucherer el Holding patentó el nombre de Lucerne.








    CATÁLOGO EN EL QUE PUEDE VERSE EL LOGOTIPO ACTUAL


    Doy por finalizada la historia en este punto, ya que las líneas modernas son accesibles en cualquier página de la red, aparte de no ser propias de este subforo.

    Reitero que a pesar de llevar numeración propia, como acontece a la mayoría de marcas actuales, dichos calibres son desarrollados sobre movimientos genéricos, así en los cronos, es habitual la utilización del Cal Eta 2894 y módulo Dubois Depraz.

    En el Patravi Tonneu que mostraré por estética, la base es el Cal. Eta 2892.

    Las principales colecciones, cuya marca líder es la Patravi, llevan los nombres de Manero (mercado masculino), Alacria (línea de relojes joya femenino).




















    ALGUNOS EJEMPLOS DE MODELOS MODERNOS.
    Sector de lujo que es el que se mantiene.


    Y antes de pasar a los ejemplares causantes del hilo, un ejemplar conmemorativo del setecientos aniversario de la fundación de la confederación helvética de 1991, provisto de calibre Unitas y muy interesante desde el punto de vista heráldico.















    EJEMPLAR CONMEMORATIVO DEL 700 ANIVERSARIO DE LA CONFEDERACIÓN HELVÉTICA 1991









    PRIMER EJEMPLAR: Se trata de un reloj monobloque, por lo que no he podido fotografiar el calibre, que es una Eta 2824. Véase el símbolo simplificado de la marca, un árbol surmontado de un pelicano a modo de yelmo con lambrequines. Ejemplar Chronometre.










    SEGUNDO EJEMPLAR: Pertenece a la última fase de la época en que la marca fue dirigida por los hermanos Bucherer (Segunda Generación). Véase la evolución del logotipo.

    Monta una Eta 2728. Calibre modificado a parámetros cronómetro (oficial), COSC, para la Bucherer y la Gübelin. Con cinco puntos de ajuste y a temperatura. Difícil, por no decir imposible, de ver en otras marcas. El calibre base monta de 17 a 21 rubíes y late a 28.800 A/h. Según el Ranff, la modificación incluiría el número de alternancias a 36.000 A/h y en la Gübelin fue provisto de 25 joyas (¿).








    EL RELOJ CON CAMBIO DE CORREA, DE COCO NEGRO A LAGARTO CLÁSICO BURDEOS, MÁS ACORDE A SU ÉPOCA.















    DETALLES DEL CALIBRE CON EL ROTOR MARCADO PARA BUCHERER Y CON LOS AJUSTES







    INTERIOR DE LA TAPA, ASIMISMO, PERSONALIZADO


    Saludos cordiales,
    Última edición por tantdetemps; 05-may-2011 a las 19:55
    __CURAE: CALAMUS ET GLADIUM