Como leer el manual no suele ser una de las virtudes del aficionado , os pongo un resumen interesante que me he encontrado en un pendrive que suelen entregar a la hora de devolver un reloj después de una revisión en la casa.

Espero que sea útil...

TIMEPIECE LIFE & CARE

El tiempo es un tesoro. Su reloj también. Mantenerlo en perfecto estado de funcionamientocon la precisión y la fiabilidad necesarias exige una atención especial.

CONSEJOS COTIDIANOS
Le recomendamos que se quite el reloj de la muñeca para ajustar sus funciones ; de esta forma le resultará más fácil manipular la corona. Si su reloj está equipado con un mecanismo de cuerda manual, le recomendamos que le dé cuerda cada día a la misma hora para conservar una tensión suficiente en el muelle del barrilete. Si no lo utiliza durante un tiempo prolongado, dé cuerda a su reloj mecánico (ya sea automático o de cuerda manual) como mínimo una vez al mes. Para los relojes de cuerda manual, le recomendamos darle vuelta a la corona hasta que esta se bloquee, evitando forzarla al final del armado. Para los relojes de carga automática,le recomendamos realizar como mínimo 25 vueltas de corona. Este gesto contribuye a mantener la lubricación necesaria de los componentes del movimiento.

Ajuste su reloj en la muñeca para conseguir un mejor rendimiento del sistema de cuerda y evitar el desgaste prematuro de los eslabones de su brazalete metálico. Si su reloj es hermético:Antes de bañarse, compruebe que la corona y los pulsadores estén atornillados al máximo. Cuando el reloj se encuentre sumergido, no accione la corona ni los pulsadores, salvo la corona que gobierna el bisel giratorio en los modelos de submarinismo. Tras cualquier inmersión en agua salada, le recomendamos que enjuague su reloj con agua clara. Lave periódicamente su reloj y el brazalete metálico con agua tibia, enjuáguelos con agua clara y finalmente séquelos con un paño suave. Este gesto sencillo limita los efectos abrasivos o corrosivos del cloro, la sal marina, la arena y el perfume. Si somete con frecuencia su reloj a situaciones que puedan afectar su hermeticidad, hágala controlar anualmente en nuestros centros técnicos o tiendas. Este controles gratuito.

Cada 2-3 años, según el uso del reloj, debe controlar el movimiento y sustituir las juntas de hermeticidad sometidas a las agresiones externas (en especial las variaciones de temperatura y la acidez). Este servicio regular de hermeticidad es el único modo de proteger el corazón de su reloj del polvo y la humedad.

MANTENIMIENTO REGULAR DEL MOVIMIENTO MECÁNICO DE SU RELOJ
La precisión de un movimiento mecánico depende de numerosos parámetros técnicos, así como de los hábitos de la persona que lleva el reloj. Por lo tanto, puede variar. Gracias a nuestra experiencia relojera, la mayoría de movimientos de Audemars Piguet poseen una gran precisión de algunos segundos al día. Sin embargo, de cuatro a seis años después de la fecha de compra, con independencia de la frecuencia de uso del reloj, un movimiento mecánico puede empezar a perder su precisión. Las principales causas son la evaporación de los puntos de lubricación de sus numerosos rodajes, el desgaste de los componentes más utilizados y los microchoques, que pueden provocar un ligero desplazamiento de las piezas del movimiento. Para garantizar su conservación, los centros de servicio autorizados de Audemars Piguet le ofrecen un servicio de mantenimiento completo del movimiento que permite restaurar su precisión. Se trata de operaciones de corrección de determinadas fragilidades detectadas que garantizan un mantenimiento preventivo por muchos años.

MANTENIMIENTO DE LOS MOVIMIENTOS DE CUARZO
La energía de los movimientos de cuarzo procede de una reacción de electrolisis que se produce en el corazón de la pila, la cual se empieza a degradar cuando termina de descargarse. Por lo tanto, le recomendamos que la sustituya tan pronto como se haya detenido su reloj, para evitar dañar el movimiento. Las pilas tienen una duración de varios años. Dado que para cambiar la pila hay que abrir la caja del reloj, los centros de servicio autorizados de Audemars Piguet acompañan sistemáticamente esta operación de un servicio de hermeticidad en determinados modelos. Si procede, se ofrece un servicio completo del movimiento, en caso de que este necesite una revisión.

EVITAR
Evite cualquier contacto con materias agresivas (ácidos, perfumes, lacas, refrescos) susceptibles de causar daños a las juntas de hermeticidad. Evite sumergir los relojes con correa de cuero, aunque sean herméticos, puesto que la correa puede dañarse. Llevar varios relojes o joyas en la misma muñeca puede rayar el reloj y los eslabones del brazalete metálico. Limite la exposición de su reloj a fuentes de campos magnéticos que podrían ocasionar retrasos, un adelanto excesivo o el paro del reloj. Si esto ocurriera, deberá desmagnetizar el reloj en un taller relojero cualificado y volver a ponerlo en hora. Evite los choques térmicos y los golpes accidentales. Aunque algunos de nuestros modelos han sido concebidos para ser llevados por personas activas y deportistas y son capaces de resistir las variaciones térmicas, las inmersiones y los microchoques de la vida cotidiana, este tipo de impactos, además de alterar su estética (en el caso de los choques), puede afectar al buen funcionamiento de su reloj mecánico.
Evite corregir la fecha, el mes y la fase lunar por la tarde y la noche. Evite manipular el calendario anual o perpetuo fuera de las franjas horarias recomendadas en las instrucciones de uso, ya que es posible que el conjunto de rodajes de las complicaciones relojeras esté engranado en ese momento del día.

Si desea más información, consulte el libro de instrucciones de su modelo.

Fuente: Audemars Piguet Timepiece Life&Care