¿Está viviendo la industria relojera en una burbuja?

0

A los coleccionistas, ajo y agua. No viene de ahora, viene de hace un tiempo, aunque en los tres últimos años esta tendencia general de la industria relojera se ha ido acrecentando. Y aparentemente la culpa no es de nadie. O al menos ninguno de los sujetos de la ecuación quiere asumirlo. Este artículo no es una crítica a nada, sino más bien una narrativa argumentada sobre lo que les está pasando últimamente a muchos.

Hay dos maneras básicas de vender lujo y son tan antiguas como la civilización. Una es el precio y la otra es la accesibilidad. Si juegas con cualquiera de esas dos variables estas convirtiendo algo mundano y terrenal en algo glorioso y celestial.

Últimamente, las principales marcas relojeras están jugando con la segunda opción para crear ese hype tan de moda ahora. Rollo Supreme, así de claro. Aunque nadie lo admita.

La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes EspecialesLlegados a este punto nos encontramos con el axioma que quiero haceros llegar. ¿Has intentado últimamente adquirir un Rolex Submariner o un Skydweller, o tal vez un Audemars Piguet Royal Oak 15202? Si es así, te habrás percatado de la cara de “yo no fui” del vendedor de la tienda en cuestión, como si le hablaras de meteoritos. Eso por no mencionar los hilarantes casos del Rolex Daytona y el Patek Philippe Nautilus. Eso ya adquiere el adjetivo de sangrante y fuera de lugar.

El punto de venta oficial

¿Quieres un Daytona?, no hay. ¿Quieres un Hulk?, no hay. ¿Quieres un Pepsi?, tampoco hay. Entonces, ¿qué hay? … Cellinis o Datejust de oro y brillantes. O sea, de los relojes que decoran las portadas de catálogos de los últimos años, ninguno está disponible. Se nos queda cara de pocos amigos, sin duda. Tenemos claro que la demanda es superior a la oferta que las marcas relojeras quieren asumir. De ahí a que tanto deseo no se vea cubierto.

La otra cara de la moneda: el mercado gris

Entonces entras en Internet, o en Instagram. Y ves a los reventas, sean el país que sean, con el brazo lleno con estas referencias complicadísimas de encontrar. No uno, que dices “alguien que lo compró le ha ido mal y lo ha tenido que vender”… ¡No!, tienen todas estas referencias en stock. Y aquí es donde está la cuestión. No hay piezas a PVP, pero sí con sobreprecio.

Pero ¡ojo!, que no les juzgo, porque cada uno se busca la vida de la manera que buenamente puede y por tanto venden las piezas por encima del PVP.

Los precios se han disparado

La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes Especiales                     La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes Especiales

No estamos hablando de un par de miles, hablamos de casos donde incluso se pide el doble de la pieza en cuestión. Los Patek Philippe Nautilus 5711/1A que tienen un precio oficial de 27.260 €, los encuentras por encima de los 50.000 €, casi el doble. La pregunta que me hago es ¿alguien en su sano juicio los comprará?

La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes Especiales

Patek Philippe 5140

Por ese precio te compras un Patek Philippe 5140 con calendario perpetuo de oro y te quedan 5000€ para irte a Miami a celebrarlo.

El aficionado de turno que quiere comprarlo tendrá que pagar ese sobreprecio si lo quiere aquí y ahora. Yo personalmente no conozco a nadie que pague ese “canon de exclusividad” por encima de PVP, al menos aquí en España. Y si me preguntaran no aconsejaría a nadie a hacerlo. Pero la realidad es la que es, y este sistema aunque no creo que les guste a las marcas sí que les ayuda, ya que el reventa se encarga de crear un “hype” que les viene de fábula.

El eslabón perdido

¿Entonces donde está el problema? Creo sinceramente que el Concesionario Oficial tiene un problema en este sentido. Ya sea porque los relojes terminan en manos de VIP que luego se encargan de pasar a los reventas, o porque sacan la mayoría de piezas del circuito para entregárselas a los propios reventas. La verdad es que el tema es difícil de resolver, pero se podría hacer. ¿Cómo? Actualmente todos los relojes son fácilmente rastreables (trazabilidad). La cuestión es que se quiera hacer.

Los reyes de la “waiting list”

La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes EspecialesPatek Philippe Nautilus: es el auténtico rey del deseo. La dupla formada por el grandísimo Gérald Genta (diseñador) y Kevin Systrom (creador Instagram) ha escopeteado este reloj al más alto status de la relojería mundial. Instagram ama al Nautilus, y contra eso no se puede pelear. Por si fuera poco, este año Patek ha vuelto a subir su precio de venta al público. Como hemos expuesto anteriormente se están pidiendo auténticas burradas por este reloj en acero.

Rolex Cosmograph Daytona: es el rey de las waiting list por antonomasia. También ayuda que su precio sea menos de la mitad que el Nautilus. Cuando preguntas en una tienda de Rolex por un Daytona las carcajadas llegan a la calle. El más barato que hemos encontrado en Chrono24 en España está por 16.500 euros y pone el sello de “Reservado”. El PVP es de 11.400 euros, o lo que es lo mismo 5.100 euros menos.

La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes Especiales

Rolex GMT-Master II Pepsi (126710BLRO): salió este año, y ha ocurrido con él lo mismo que pasó con el Rolex Milgauss GV, se están pidiendo auténticas barbaridades por él en el mercado gris. El más barato está casi al doble de su precio en concesionario oficial, sobre los 16.000 euros, cuando su precio en tienda es de 8.550 euros.

Rolex GMT-Master 116710BLNR o Batman: este reloj fue presentado en el año 2013 y fue un caso claro de esta tendencia que estamos viviendo ahora. Aunque se puede conseguir en el mercado gris por “apenas” unos 2.000 euros por encima de PVP, es prácticamente imposible conseguirlo en concesionario oficial.

Audemars Piguet Royal Oak 15202ST: uno nuevo en estas lides. Los chicos de Brassus empezaron recortando sus puntos de venta. Luego le quitaron a los puntos de venta las referencias pata negra 15202ST (entre otras). Y así se crea la exclusividad. Actualmente te encuentras esta referencia unos 5.000 euros por encima de PVP. Algo absolutamente nuevo en una marca que no sea ni Rolex ni Patek.

La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes Especiales

Patek Philippe Aquanaut

Estos son los casos más ejemplificantes, pero no son los únicos. Pasa lo mismo con el Rolex Sky-Dweller de acero (esfera azul), Patek Philippe Aquanaut, Rolex Submariner Hulk o el nuevo Rolex GMT-Master II Rootbeer mixto.

La burbuja de la industria relojera explicada por Relojes Especiales

Rolex GMT-Master II ref. 126711CHNR

Anécdota: hace unos días me paseaba por el Paseo de Gràcia barcelonés y me dio por entrar en una de las tiendas de Rolex (hay 2 exactamente) para pedir una referencia. La referencia en cuestión era la siguiente: 126711CHNR, un GMT-Master II con el bisel de cerámica negro y marrón y acabado en acero y oro rosa. Un relojazo, por cierto. La respuesta de la señora no fue menos espectacular… “Pues póngase a la cola que por delante de usted ya hay 17 personas”. Si esto es así, me imagino que si hubiera preguntado por un Daytona cerámico me hubieran echado de la tienda a gorrazos.

About Author

Yen Rodeiro

Emprendedor y apasionado por la relojería a partes iguales. Me podrás encontrar en alguna barra de coctelería. Hablando casi siempre de relojes. Cofundador y editor de www.tiempodelujo.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies